#eleccionesCEUC: 2 semanas

by @morecar89

Dos semanas es el tiempo que tuvimos desde que nos conocimos, hasta que nos presentamos a las elecciones. 2 semanas para hacer un programa, hacer campaña, formar un equipo, en fin, todo.

¿Sabéis qué? Lo conseguimos, contra viento y marea, y trabajando todas las tardes en esa delegación de alumnos de la Facultad de Medicina que mola tanto. Logramos formar un ambiente de colaboración e interacción que ya quisiesen los que están en el 15M ahora. En nuestro proyecto hay ideas procedentes de todos los colores políticos, ¿pero a que no sabéis qué? No podríais contar de quien es cuál a menos que alguien os lo dijese.

Desde el primer momento hemos venido sufriendo ataques que no venían de ninguna parte…  rumores sembrados por alguien… recuerdo especialmente aquel de que éramos la candidatura del PP, por el hecho de que Marta Tejerina (secretaria de no sé qué de Nuevas Generaciones) ocupaba la secretaría de nuestra junta directiva, y otros bulos. Pero no nos vamos a engañar, ya sabemos de dónde sale todo esto. Si existe una fábrica de bulos en la Universidad de Cantabria esa debe estar en la planta -2 de la Torre B del Edificio 3 Torres, es decir, en las oficinas del CEUC.

El jueves 13 empezaba la campaña, al menos para los que esperamos a que empezase, porque nuestro único adversario llevaba reuniéndose con las delegaciones desde el día 11, saltándose a la torera el plazo de campaña. Estaría bien saber cómo convocó a los claustrales si no tenía sus emails, pero no os preocupéis, porque él, sin venir a cuento ya se había comunicado con los delegados de cada centro de manera no oficial, espero, porque si era de manera oficial entonces es mucho peor y más inmoral.

En la campaña había un 3er candidato, que se había presentado simplemente para que no hubiese un candidato, porque desconocía la existencia de nuestra candidatura. El chico, cuando se enteró de que nos presentábamos nosotros, nos firmó una renuncia sin ningún problema, pero nosotros tuvimos que ir a entregarla; otra vez Celi, Nacho y yo mismo a la aventura. Pues bien, mientras entregábamos la anulación de la candidatura del 3er candidato y pedíamos las listas de emails de los claustrales para comunicarnos con ellos, fuimos abordados en las oficinas del CEUC por uno de los señores que dirigen una de las empress que están allí, a la cual no quiero hacer publicidad porque creedme, para lo que hacen, mejor que busquéis a otros, y bueno, porque es mi blog y yo decido a quien hago publicidad y a quien no :D.

Este señor, por llamarlo de alguna forma, nos acusaba abiertamente de haberlo llamado ladrón, de querer hundir su empresa y nos amenazaba con que nos iba a llevar a los tribunales y demás tonterías. Todo esto, obviamente falso y que podía haberse vuelto en su contra de tener nosotros ganas de devolverle las amenazas de tribunales. En cualquier caso, nos dieron para una buena sesión de risas en la conversación de Line de “La Liga de la Justicia”. Además, nos reconoció que él tenía afinidad con una de las candidaturas (la nuestra no, clarostá), y nos dejó ver que tenía alguna relación con el bulo del PP.

Edito: 

Hace unos días aparecieron pegados por la UC unas copias de un “Manifiesto por un CEUC moral” de los cuales me he hecho con una copia (contactos en el lado oscuro de la fuerza que tiene uno), en los que se puede ver la Cara B del CEUC, y donde sale el nombre de este señor. Yo no sabía que era tanta la mierda que tenían, pero sabiendo lo que cobran por tener a un becario de informática sin mucha idea de programación web montando un wordpress con una plantilla y 2 plugins… tampoco me sorprende.

Continuo:

Nosotros comenzamos la campaña con todo, en unos pocos días nos reunimos con todos los que quisieron escucharnos, excepto los de la Escuela de Minas de Torrelavega. No sabéis como nos dolió no poder haber ido allí, pero es que la campaña pillaba en tales fechas que era imposible, casi no teníamos tiempo ni de reunirnos con las delegaciones del campus. Además, muy convenientemente, a la Junta Electoral se le olvidó pasarnos los emails de los Delegados de Centro, así que no teníamos forma de contactar con ellos.

Nos fuimos encontrando durante la campaña, que entre las listas de representantes había nombres familiares: bien por ser eran amigos personales del otro candidato (además sabido por todos), o gente que sabíamos que habían conseguido una beca del CEUC semanas antes, en fin, toda una serie de cosas raras que no comprendíamos bien y que sonaban a votos comprados.Además, cuando vimos el programa de la otra campaña, nos quedamos un poco a rayas. Una portada muy bonita, seguida de una junta directiva de amigos con poca experiencia en representación, a los que estoy seguro de que los vicerrectores no tendrán ningún problema en manipular como quieran, y una serie de propuestas, de las cuales el 90% no son competencia del CEUC, por lo que el CEUC no tiene ningún control sobre ellas. Por cierto, la igualdad de género en la Junta Directiva se la pasaban por el arco, algo que se hizo notar en el lado feminista de nuestra candidatura.

Y así llegamos a la jornada de reflexión, sin la convocatoria de asamblea hasta el día anterior, con una mesa electoral que aceptaba pulpo por animal de compañía, y en fin, todo muy raro. La convocatoria llegó por email y formada por el presidente de la mesa electoral (cuando el competente en este caso es el presidente del CEUC). A mi se me acusó de haber hecho campaña por tuitear el día de la jornada electoral. Ojalá eso fuese toda la mierda que hubiesen hecho los otros, que por cierto, no aparecieron por Twitter en toda la campaña. Debían andar escondiéndose.  Pero vamos, que el que quiera ver los tuits, los tengo faveados todos; pulsando el “by @morecar89” de la cabecera de este blog llegáis a mi twitter y ahí dais a favoritos y están todos.

Y sin más que decir, llegamos a la jornada electoral. La jornada electoral estuvo marcada por el Claustro Universitario, primero, en el que la Universidad de Cantabria, cagandola ONE MORE TIME, no pudo esperar unos días para nombrar a los representantes de alumnos en Consejo de Gobierno, incluso aunque tuviésemos elecciones de seguido al Claustro. Increíble.

nos reunimos todos en la delegación de alumnos de mi facultad, donde preparamos los últimos detalles, el discurso del candidato, que nosotros pretendíamos que fuese de la candidatura, porque funcionamos como equipo, y demás. A las 13:55 bajamos a las 3 torres, donde estaba esperándonos la sala con la gente, bastante gente para ser el CEUC, que debe de ser conocido por 4 gatos, y la verdad, que muchos votantes nuestros y muy pocos de los otros.

Entramos a la sala, y sin más comenzó la asamblea. Nadie contó el quorum, ni se observó segunda llamada, ni nada… allí a pelo todo. Se nos negó la posibilidad de exponer como candidatura completa, y sólo se dejó a los cabezas decir unas pocas palabras y aquí es donde comienza lo realmente interesante.

Desde este momento existieron diferentes turnos de palabra de miembros de la Asamblea y alumnos que usaban su derecho a voz en una asamblea del CEUC. Diferentes personas fueron levántandose y exponiendo sus argumentos, relacionados en su mayoría con la ilegalidad de la Asamblea por defectos de forma, que fueron rechazados por la Mesa Electoral, que se ve que lo de el Reglamento del CEUC se lo pasaba por ahí. La cima de la montaña la puso una claustral de Filosofía y Letras que preguntó al otro candidato si él era el vicepresidente del CEUC, a lo que este asintió, para a continuación preguntarle que qué Asamblea lo había ratificado en el cargo. En ese caso Carlos respondió que ninguna, que Alberto Aja.

Según el RRI del CEUC, los cargos de la Junta, a excepción del secretario, los pone la asamblea a proposición del presidente, como Alberto Aja no celebró Asambleas, tampoco pudo poner cargos. Por esta ración, cualquier uso del cargo por parte de Carlos en su año de vicepresidencia tuvo que ser necesariamente de manera ilegal. Esto para mi es lo más grave, y creo que el ColEst ya ha manifestado que va a llevarlo a tribunales. Good Luck con la manifiesta falsedad documental: hay documentos firmados (como el de aquí arriba) y multitud de referencias en prensa, ¡hasta la bio de twitter decía VP del CEUC, por dios!

Lo que le pasa a los que usan un cargo sin ser el suyo puede consultarse en la parte del Código penal referente a la Falsedad Documental: Art 402. Vamos, que yo no soy jurista, pero tengo una madre que hace muchos años que sí y dice que viendo el documento de arriba, y el Código Penal, aparte de saber que el CEUC es un órgano estatutario de la Universidad de Cantabria. Si yo fuese el candidato, me retiraría, pediría disculpas e intentaría pasar desapercibido hasta terminar la carrera. Not gonna happen. 

Tras esto, continuamos con la votación con algún que otro altercado por parte de nuestros amigos de EDUP, que no escatimaron en pancartas. Se procedió a abrir el voto por correo, y apilarlo en dos pilas para primera y segunda ronda: craso error, esto costaría la anulación de todo el proceso. En la primera ronda, perdimos por unos 3 votos (26 a 29) si no recuerdo mal, cabe destacar que más del 50% del voto al otro candidato era por correo, eso son claustrales comprometidos y lo demás son tonterías.

En ese momento se montó la marimorena, alguien se dio cuenta de que los votos por correo estaban apilados fuera de los sobres identificativos, y que la gente no podía ejercer su derecho a cambiar el voto por correo, y alee, ya estaba montada. La señora secretaria de la Mesa no tuvo más feliz idea que salir por la puerta a avisar a seguridad, salir por la puerta de una sala cerrada por votaciones para llamar a seguridad, la puerta se cerró, y ya se había liado todo. Si no hay secretaria dando fe de la Asamblea, ya no hay asamblea, y no se puede dejar entrar a nadie en una sala con una votación en curso. 3 minutos después se suspendía la sesión.

A los pocos días se resolvían las reclamaciones que se habían puesto dictando que había que comenzar un nuevo proceso electoral. Y unas semanas después se resolvía otra que decía que seguíamos donde lo dejamos, presentada el último día por la otra candidatura para que no diese tiempo a reclamarla.

En fin, que seguiré contando el post elecciones en ¿Y Ahora?, la tercera entrega de esta historia emocionante.